Flor de loto by Andrea LLoa-Kouri

Padma

Flor de loto...

Elegancia, belleza, pureza y perfección.

Sin lugar a duda, mi flor favorita. Nos conocimos en Asia, durante mi primer viaje a Cambodia, y no pude resistirme a su encanto. Desde el 2012 porto un tatuaje en la muñeca. Me recuerda día a día que no hay obstáculo insurmontable y que cada amanecer es una nueva oportunidad para crecer. 

Además de su llamativa belleza, las flores de loto están asociadas al renacer, a la resurrección, la resiliencia, a la sabiduría y la pureza. Representa el proceso de superación de lo adverso u oscuro y florecimiento de lo bello y limpio. Nos inspira a seguir adelante y perseguir nuestras metas, sin importar las dificultades que se encuentren a nuestro paso.

 

La flor del loto crece en el fango y, buscando la luz, se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Su flor es tierna y suave. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, cuando al amanecer se alza y vuelve a abrirse. Si haber sido tocada por la impureza, el loto simboliza la pureza del corazón y de la mente, crecimiento espiritual, longevidad, salud y buena fortuna.

Es la única que es fruto y flor a la vez (los principios de la causa y el efecto juntos). Además es un misterio para la ciencia al repeler el polvo y los microorganismos. Tiene un poderoso aroma al abrirse, que tiene efecto hipnótico.

Simbolismo

Son flores sagradas para los pueblos de Oriente. Las flores de loto tienen gran relevancia en las religiones del Antiguo Egipto, la India y luego de la China.

En el Antiguo Egipto, junto al escarabajo pelotero, el Ave Fénix y el mismo Sol (Re o Ra), los lotos representan la resurrección, en el caso del loto por emerger resplandeciente desde las profundas aguas.

En la India el loto llamado en sánscrito padma. Quizás haya tenido inicialmente el mismo significado que en el Antiguo Egipto, a tal significado se añadió el simbolismo según el cual los principales dioses y diosas nacieron en padmas o lotos; el padma hindú suele servir de modelo para figurar mandalas o para configurar los chakras.

 

En China, Japón y en todos los lugares en donde ha llegado el budismo una oración ritual característica menciona al loto, tal fórmula suele ser om mani padme hum («¡om joya en el loto hūṃ!»).

Las escuelas budistas que emergieron del culto creado por el monje japonés Nichiren toman como texto supremo el Sutra del Loto, y en sus liturgias el mantra más importante recitado reza  («Alabada sea la Verdad del Maravilloso Sutra del Loto»)

Por ese motivo, lotos muy estilizados suelen aparecer representados en diversos objetos del arte de las culturas reseñadas.

Dependiendo el color de la flor se le atribuyen diferentes significados simbólicos, representando el azul la sabiduría y el conocimiento, el color blanco la naturaleza inmaculada y la pureza, el rojo la compasión y el color rosa a personajes divinos.

Vídeo: Los misterios de la flor de loto

Hinduismo: simbolismo de la flor de loto

 

Cuenta la leyenda que cuando el niño Buda aprendió a caminar, en aquellos lugares en los que pisó por primera vez brotaron flores de loto. 

En el hinduismo la flor de loto ocupa un lugar esencial y podemos ver cómo aparece constantemente en las representaciones de las divinidades. Esta tradición nos habla de la Trimurti (en sánscrito: tres formas) o de la existencia de tres dioses supremos. Brahma (dios creador), Vishnu (dios preservador) y Shiva (dios destructor). Los tres representan las fuerzas fundamentales de la creación, la conservación y la destrucción. En la siguiente imagen podemos ver cómo aparecen representados cada uno sobre una flor de loto.

Cuenta la tradición que Vishnu estaba durmiendo en el regazo de su esposa Lakshmi, diosa de la belleza y de la buena suerte, cuando despertó al escuchar el sonido Om. En ese instante, surgió del ombligo de Vishnu un loto en cuyo centro estaba Brahma, creador del mundo.  

La flor de loto, así, simboliza la pureza espiritual, como proceso de superación de lo adverso u oscuro y florecimiento de lo bello y limpio. De la oscuridad nace la luz. 

 

"El loto nace en el fango, pero su flor permanece siempre blanca y limpia. 

Flor de loto

<Nelumbo nucifera>

Nelumbo nucifera es una de las dos especies pertenecientes al género Nelumbo. Recibe el nombre vulgar de loto sagrado o loto indio, y a veces el de rosa del Nilo o Padma.

 

Es famosa la longevidad de sus semillas, que pueden germinar después de diez siglos.

 

La especie se distribuye de manera natural por el sur de Rusia (delta del Volga), Cercano Oriente (AzerbaiyánIrán), Siberia oriental, ChinaPakistáButánNepalIndiaSri LankaJapónCoreaTaiwánBirmaniaTailandiaVietnamIndonesiaMalasiaFilipinasNueva Guinea y Australia; ha sido introducida en Estados Unidos y está naturalizada en parte del sur de Europa (Rumanía). En estado natural vegetal en estanques y lagunas